bienvenid@s

¡Hola a tod@s! Soy Reme, una gran aficionada al mundo del encaje.

Me gustaría compartir con vosotr@s todas mis ideas para transformar el vestuario, la decoración de la casa, y mil cosas más, dándole un toque con encaje.

sigue nuestras publicaciones
iniciar   web

Reme Porcar

Hace algún tiempo que necesitaba una toalla sí o sí marrón para el baño de la planta principal. No sé si a vosotras también os pasa, pero a mí me gusta que en casa tenga todo una perfecta sintonía de colores, quizás sean manías, pero es que me pierde.

Os cuento, hace un par de días encontré el tono exacto que quería, así que la toalla se vino conmigo para casa. Y claro, ya me conocéis, tengo que ponerle una puntilla a todo lo de casa, si no, no me gusta. Por eso será que nuestro mantra es Por un mundo con puntillas. Llamarme loca, pero donde haya una puntilla, igual hecha a mano como a máquina, le da ese calor hogareño que nos recuerda a esos bonitos momentos de toda la vida. ¿O no?

Así que me fui al almacén y escogí la puntilla zigzag rústica en beige antiguo, como no, mis amigos me dicen que soy una viejoven (persona joven con alma vieja), ¿y sabéis que les digo? ¡Que con mucho orgullo! ¿Cuántas por aquí que sois como yo, una viejoven? Pues sentiros… ¡ORGULLOSAS!

 

Y sigo que pierdo el hilo, y nunca mejor dicho. Cuando elegí el modelo me dispuse a unirlo con alfileres a la toalla, y a… ¡coser!

Una vez repuntado con la máquina, cosí a mano las esquinas y ¡lista! Ya tenía mi toalla terminada.

Y este fue el resultado, ya está en su sitio, no vaya a ponerse mala, ja ja ja.

 

Dame un hilo y una aguja y crearé un sueño.
Alberto Garrido

 

 

 

Porque con nuestras manos podemos crear sueños maravillosos.

 

 

Y ya sabéis si necesitáis ayuda o asesoramiento, no dudéis en preguntar.

 

¡Sed felices!

 

 

¡Por un mundo con puntillas!

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario

deja un comentario